Perdo

Perdo_symbol.jpg Perdo (PE) “Destruyo” Perdo degrada las cosas, empeorándolas. Es lo opuesto a Creo. La magia de Perdo puede destruir objetos, eliminándolos por completo de la existencia, o puede anular ciertas capacidades de los mismos. Por lo tanto, Perdo Corpus puede anular el peso de una persona, dejando el resto de sus propiedades intactas, y Perdo Ignem puede hacer que el fuego no queme. Por sí mismo, Perdo solamente puede anular una capacidad de un objeto en toda su extensión; hacer posible que un fuego solo sea capaz de quemar lana necesitaría Perdo con un requisito de Muto: Perdo para anular la capacidad de quemar cualquier cosa y Muto para otorgar la propiedad de hacer arder solo lana, una cualidad que el fuego no posee de forma natural. Es más fácil para la magia de Perdo destruir propiedades que se pierden de forma natural. De esta forma es más sencillo matar a una persona que eliminar su peso mientras dejas el resto de sus propiedades intactas, ya que lo primero ocurre de forma natural y lo segundo no. Así, destruir propiedades que los objetos no pueden perder de forma natural cae dentro del Límite de la Esencia Natural, y no puede ser permanente; las propiedades destruidas vuelven a su estado natural por sí solas cuando el hechizo finaliza. Perdo solo puede empeorar el estado de los objetos. No es posible afilar una espada con Perdo, pese a que el proceso implique que el arma pierda metal de su filo. De manera análoga, considerando una herida una propiedad de una persona, Perdo no puede eliminar dicha propiedad porque hacerlo conllevaría mejorar al objetivo. Pronunciado como se lee, “perdo”.

Perdo

La Saga de Arazas gerostv gerostv