Creo

Creo_symbol.jpg Creo (Cr) “Creo” La magia de Creo mejora las cualidades de las cosas que existen de manera independiente, haciendo de ellas algo perfecto, lo que también incluye crearlas a partir de la nada. Las cosas que existen de forma independiente se denominan “substancias”; dentro de este grupo están las personas, los árboles y las rocas, pero no los colores, pesos y ta- maños. Por lo tanto, Creo puede crear y arreglar cosas. El tipo de cosas depende de su forma. Las cosas naturales, tales como plantas, animales, llamas y demás, poseen formas simples, lo que implica que la forma es una sola cosa. Esto hace que sea fácil crearlos y repararlos. Los objetos naturales creados por la magia son siempre ejemplares perfectos de su tipo, a menos que el magus quiera que estén dañados. De manera similar, la magia puede arreglar un objeto natural incluso si el lanzador no tiene ni idea de qué está mal, ya que simplemente restituye la forma.

Los objetos artificiales (es decir, aquellos que no se encuentran en la naturaleza, sino que han sido elaborados), tales como el pan, las espadas o los libros, tienen formas complejas. Sus formas son combinaciones de varias formas naturales unidas de una manera específica. Crear objetos artificiales mediante magia necesita de algunas capacidades por parte de los magi; esto queda reflejado por su Habilidad de Precisión. Se realiza una tirada de Int + Precisión para determinar la calidad del objeto creado. Un magus puede crear únicamente cosas que conozca o que sepa que existen. Cualquier magus puede crear pan o unas ropas, pero para crear un mosaico elaborado que represente la fundación de la Orden de Hermes el lanzador necesitaría saber cómo representarlo. Si no sabe cómo enfocar la obra, el mosaico saldrá mal. Las mismas consideraciones se aplican para reparar objetos artificiales. Un magus no necesita ser capaz de crear un objeto artificial con sus propias manos para poder crearlo mediante magia, solo necesita estar familiarizado con él. Un objeto creado será siempre la versión más perfecta de ese objeto a menos que el magus saque una pifia en su tirada de Precisión. Además, a menos que el magus pifie, las ropas creadas mágicamente estarán siempre completas y mantendrán al usuario caliente, pero pueden no ser muy elegantes si no consiguió una buena tirada. Un magus también puede utilizar Creo para hacer de algo el mejor ejemplar de su tipo, incluso si no se encuentra actualmente herido o dañado. De esta manera, Creo puede hacer un caballo tan veloz como el que más, o que un hombre sea el más fuerte de su especie. En cambio, Creo no puede hacer que un caballo sea tan rápido como el viento, ya que ningún caballo puede hacerlo, y tampoco puede hacer que un hombre sea capaz de levantar un castillo. Ya que la maduración implica llegar a ser un ejemplar mejor de tu especie, la magia de Creo puede hacer que las cosas maduren rápidamente. Hacer que las cosas envejezcan más allá de la maduración implica un empeoramiento, y para ello se requiere el dominio de Perdo.

Las cosas creadas mágicamente duran mientras el hechizo esté activo, pero los efectos de dicha creación duran de forma normal. Es decir, las huellas que deja un caballo creado mágicamente no se desvanecen cuando acaba el hechizo, sino que desaparecerán de forma natural. Si un caballo creado mágicamente es alimentado con comida mundana durante un año podría dejar un cadáver mundano cuando el hechizo expire, debido a que la comida mundana ha sido asimilada hasta crear un organismo mundano. En cambio, la comida creada mágicamente solo nutre tanto tiempo como dure el hechizo, y cualquiera que la haya comido sentirá un hambre terrible cuando el hechizo expire. Todo aquello lavado con agua creada mediante la magia permanece limpio, pero la gente que se emborracha con alcohol creado mágicamente recupera la sobriedad de manera instantánea. Pronunciado como se lee, “creo”.»

Creo

La Saga de Arazas gerostv gerostv